miércoles, 20 de abril de 2016

Así fue “The Sweet Sweet Fantasy Tour”, de Mariah Carey, en Milán



Mariah Carey volvió a brillar en Italia con el concierto que ofreció el pasado sábado en Milán, dentro de su gira europea, The Sweet Sweet Fantasy Tour. Los redactores de Hit a Hit estuvimos viendo todo el show con detalle muy cerquita del escenario, exactamente, desde la fila 2, en zona suelo. Un lugar privilegiado en el que pudimos comprobar lo grande que es Mariah como artista, escuchar su potente voz de cerca y descubrir alguna que otra curiosidad que desde grada o sitios más alejados son inapreciables.
Llegamos 40 minutos antes al Mediolanum Forum de Milán y antes de sentarnos pasamos por la zona del merchandising, que estaba a tope de lambs españoles intentando hacerse con los diferentes souvenirs de la gira. Los artículos no es que fueran muy bonitos pero al final nos animamos a comprar el tourbook del concierto para guardarlo con nuestra colección de cosas de Mimi. En la espera pudimos comprobar que varias camisetas de concierto, la taza y algún peluche que otro llegaron a agotarse.
Después fuimos a nuestro sitio ¡¡¡en la fila 2!!! un auténtico shock porque no pensamos que podríamos ver a Mariah tan cerca. En Las Vegas pudimos verla desde la fila 8, que no está nada mal y nuestro dinerito nos costó pero, desde estas butacas, ya intuimos que este concierto sería inolvidable. Algo que así fue. En la espera se acercaron dos integrantes del staff del show para explicarnos que se estaba grabando un documental de ella y su gira y que, por si nos enfocaba la cámara,  firmáramos los derechos de imagen para poder salir en el documental en el caso de incluir los planos en la edición final. Por supuesto, firmamos y a esperar a que diera comienzo el show. ¿Conseguiremos vernos la cara en ese documental? Ójala.
Para nuestro asombro, Mariah solo se retrasó 15 minutos, justo el tiempo necesario que tardaron los fans más perezosos en llenar los asientos de las primeras filas y tras una imagen gigante en rojo donde se podían ver las iniciales de su nombre, MC, arrancó la noche número 18 del Sweet Sweet Fantasy Tour en Europa.
Mariah apareció por el lado izquierdo del escenario, tumbada en un diván de terciopelo, cargado por sus bailarines mientras cantaba un remix dance de Fantasy, algo ideal para comenzar la fiesta. Vestida con un corpiño de lentejuelas planetado siguió el primer acto con Emotions y My All, dos temas muy aplaudidos y tarareados por el público italiano y español, también muy presente en la zona delantera del Parterre.
Para el segundo acto, Mariah apareció con un vestido rosa largo, muy favorecedor, y con el que continuó interpretando sus inagotables #1’s. En este caso, Always Be My Baby o I’ll Be There que, como en Las Vegas, cantó junto a Trey Lorenz y un vídeo de Michael Jackson cuando era niño ¡Maravilla!
Después Mimi desapareció para volverse a cambiar el vestuario, mientras tanto, Trey nos amenizó la espera cantando Rock With You, temazo del rey del pop, que sonó genial y nos hizo a todo el recinto bailar.
El tercer acto fue un medley fantástico de más de 15 minutos, un conjunto de los uptempos más significativos de la carrera de Mariah y con el que todos los lambs nos lo pasamos en grande y donde pudimos escuchar por primera vez en directo Loverboy, un tema muy ovacionado por el público al sonar los primeros acordes. Hubo coreografía y pequeñas puestas en escena temáticas en cada hit. Sonaron Touch My Body, momento en el que subió al escenario a un fan español llamado Iñaki, Obsessed, It’s Like That, Shake It Off, I Know What You Want y Heartbreaker. ¡Inolvidable!
El cuarto acto estuvo dedicado a las baladas. Aquí ya sonaron los grandes temas de siempre como Hero, We Belong Together y otros menos usuales como When You Believe, incluida la voz de Whitney Houston, Against All Odds o One Sweet Day, que volvió a cantar junto a Trey Lorenz y otro corista, que hicieron las veces de Boyz II Men.
El concierto terminó con Without You, temazo que le dio popularidad internacional en 1993, sobre todo en Europa. Un final muy acertado para una velada divertida, llena de color, voz y algún que otro apoyo con el playback de forma muy acertada y concreta. La puesta en escena del show no es tan vistosa como la que lleva en su show del Caesars Palace de Las Vegas pero es correcta para el precio que valen las entradas.
Desde luego, fue otra noche inolvidable que nos dejó muy buen sabor de boca y muchas ganas de volverla a ver pronto cantar en directo. Esperemos que no tarde otros 13 años en volver por Europa, ya que ha quedado demostrado que aquí se la quiere mucho y sus lambs seguimos fuertes.

Fuente: Hit a Hit

No hay comentarios: